top of page
Buscar

¿Tratamientos para el VPH? ¿se cura? ¿se vuelve cáncer? Descubre que puedes hacer y véncelo

Actualizado: 7 ago 2023

Si estás aquí, es probable que te enfrentes a la preocupación y la incertidumbre que conlleva recibir un diagnóstico con VPH. En VPH- SanaMente te brindamos apoyo e información para aclarar tus dudas, fortalecer tu sistema inmune y ayudarte a vencer el virus.



CONTENIDO


1. ¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común que afecta a aproximadamente el 90% de las personas sexualmente activas en algún momento de sus vidas.



Hay cientos de tipos de papiloma humano.Con algunos suelen aparecer verrugas llamadas condilomas. Con otros tipos, pueden haber lesiones en las células cervicouterinas llamadas displasias.


La buena noticia: en la mayoría de los casos, el propio sistema inmunológico puede eliminar el virus sin necesidad de tratamientos específicos dentro de un periodo de 2 años.


La mala noticia: en algunos pocos casos, la infección se cronifica y si pasan muchos años con el virus activo y el virus es de un tipo altamente oncogénico hay riesgo de desarrollar cáncer. Para evitar complicaciones y si las hay actuar a tiempo son necesarios tus controles ginecológicos.


Toma en cuenta también que el VPH es muy contagioso y puede transmitirse incluso cuando no hay síntomas presentes. Por lo que será importante tener relaciones sexuales protegidas para reducir el riesgo de contagio.


2 ¿Cómo se cura el VPH?

Actualmente no existe una cura definitiva para el VPH, es el propio sistema inmune el que desactiva el virus.

Lo que sí existen son tratamientos para eliminar las verrugas y las lesiones cervicouterinas. Sólo toma en cuenta que si el virus sigue activo, el papiloma puede reaparecer. Por ello, es fundamental optimizar la capacidad de tu sistema inmune de hacerle frente.


En SANAMENTE INMUNE puedes aprender las claves para fortalecer tu sistema inmune. Conoce más.


3 ¿Qué tratamientos para el VPH existen?


a) Tratamientos médicos para verrugas y lesiones cervicouterinas


Los condilomas o verrugas podrán ser tratados fácilmente y sin dolor por ejemplo, quemándolos en frío o con medicamentos tópicos.


Las lesiones o displasias cervicouterinas pueden ser simplemente monitoreadas por tu médico o en caso de que la enfermedad progrese, podrán ser retiradas con algún procedimiento quirúrgico. El tratamiento específico lo determinará tu médico.

Aquí puedes leer más sobre los tratamientos quirúrgicos que existen para retirar las lesiones cervicouterinos:

  • Ablación: La ablación es un procedimiento en el cual se utilizan diferentes métodos, como calor, frío o energía láser, para destruir las células anormales presentes en el cuello uterino. Este tipo de tratamiento se suele utilizar en displasias de grado bajo a moderado. La ablación es menos invasiva que otros procedimientos y se realiza de forma ambulatoria.

  • LEEP o Escisión electroquirúrgica de la zona de transformación: Este procedimiento consiste en eliminar una pequeña porción del cuello uterino que contiene las células anormales. Se realiza utilizando una herramienta especial que corta y cauteriza el área afectada. La LEEP se suele emplear en casos de displasias de grado alto. Aunque es más invasiva que la ablación, se realiza de manera ambulatoria y no suele requerir hospitalización.

  • Conización: La conización es un procedimiento quirúrgico que consiste en extirpar una porción en forma de cono del cuello uterino que contiene células anormales. Esta intervención se realiza bajo anestesia general o local con sedación. Es un tratamiento utilizado en casos de displasia de grado alto, cuando hay una mayor cantidad de células anormales o sospecha de cáncer cervical. Es un procedimiento más invasivo que la ablación o la LEEP, y puede requerir un tiempo de recuperación más prolongado.

b) Apoyo psicológico: la importancia de manejar el estrés y cuidar tus hábitos.

Lo que sientes, piensas y haces sí importa y mucho. Lo psicológico afecta a tu sistema inmune, a tu sistema nervioso y altera la producción de hormonas. Y al revés: el buen funcionamiento de tu organismo influye en tu salud mental y emocional. Y para muestra unos ejemplos con relación al VPH.

Estudios de pscioneuroinmunología han encontrado que:

  • el estrés crónico debilita el sistema inmune frente al VPH

  • fumar incrementa el riesgo de cáncer cervicouteriono.

  • el sistema digestivo es clave para el buen funcionamiento del sistema inmune y nervioso.

  • la soledad es un factor tan dañino para la salud como fumar.

Muchas mujeres con VPH suelen sentirse solas, estigmatizadas, con vergüenza y culpa, suelen haber vivido mucho estrés en los meses previos al diagnóstico, suelen tener dificultad para gestionar sus emociones. Por todo esto es importante recibir apoyo profesional psicológico, además del apoyo médico.


Conoce SANAMENTE INMUNE un programa que te ayuda a gestionar el estrés, hacer los cambios necesarios para fortalecer tu respuesta inmune, contar con apoyo, salir del aislamiento, reducir el malestar emocional y empoderarte en la crisis.

c) Alimentación, suplementación y fitoterapia

Lleva una alimentación sana y sin tóxicos.

Algunos suplementos y hierbas específicas, como el ajo, el equinácea y el propóleo, se ha demostrado que tienen propiedades antivirales y estimulan el sistema inmunológico. El zinc, magnesio y la vitamina C son también importantes para las funciones de defensa frente al virus. Recuerda que esto no suple una buena alimentación y que es importante hablar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tipo de suplementación.


4. Relación del VPH con el cáncer cervicouterino


El Virus de Papiloma Humano es un factor de riesgo conocido para el cáncer de cuello uterino. Pero calma, esto no significa que todas las personas con VPH desarrollarán cáncer. Recuerda que la mayoría de las infecciones por VPH desaparecen por sí solas sin tratamiento.


Para disminuir el riesgo de cáncer cervicouterino:

  1. Lleva a cabo control ginecológico periódico. De esta manera tu médico podrá monitorear el curso de la enfermedad y en dado caso retirar células con alto riesgo. Recuerda que la detección temprana juega un papel crucial en la prevención y tratamiento del cáncer relacionado con el VPH.

  2. Elimina los tóxicos cotidianos en especial el cigarrillo. Si hasta ahora no has conseguido dejar de fumar busca apoyo psicológico que te acompañe a lograrlo.

  3. Pon el foco en un estilo de vida que te ayude a fortalecer tu sistema inmune y tu salud en general. Ya sé que lo normal es vivir con estrés, comer rápidamente cualquier comida empaquetada, no tener tiempo para hacer ejercicio ni para pasear en la naturaleza. Pero el VPH te está invitando a cambiar todo eso por un estilo de vida que favorezca tu bienestar.

5. Programa SANAMENTE INMUNE: vence el virus, empodera tu vida.

Ahora sabes que la clave para vencer el VPH está en el óptimo funcionamiento de tu sistema inmune y que el estrés, la mala alimentación, la falta de movimiento, el tabaco y otros tóxicos están limitando esa capacidad de tu cuerpo para desactivar el virus.


Evalúa cómo están estos factores afectando tu respuesta frente al VPH con este test online gratuito.




Ana Suro. Psicología ginecológica. Programa SANAMENTE INMUNE al VPH.

En los programas de SANAMENTE INMUNE te brindo las claves para manejar el estrés, hacer un cambio de hábitos que favorezcan tu sistema inmunológico y herramientas para vivir la crisis desde el empoderamiento.


¡Toma el control de tu salud, juntas podemos vencer al VPH!



6. Conclusión


El VPH no tiene una cura definitiva, pero existen tratamientos efectivos para controlar los síntomas y fortalecer tu sistema inmunológico. No te preocupes en exceso por el cáncer, pero asegúrate de realizar las pruebas de detección recomendadas y mantén un seguimiento médico adecuado.

Enfrentar el VPH puede ser un desafío, pero con el enfoque y el apoyo adecuado, podrás superarlo. En SANAMENTE INMUNE te brindo el apoyo que necesitas.


 

1343 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page